[Alberto Zuazo]

Punto aparte

Complejidades del sistema electoral


 

El sistema electoral vigente en Bolivia tiene diversos rasgos complejos. El primero de la historia nacional fue aprobado por el presidente Antonio José de Sucre, en febrero de 1825. Convocó a elección de representantes para instalar la Asamblea Deliberante y Constituyente.

Desde entonces, o sea en dos siglos de vida institucional y política, los mecanismos de sufragio y de participación ciudadana han servido para hacer funcionar la democracia e incluso ampliar sus límites. Incluso para pasar de una democracia simplemente representativa a una democracia participativa e intercultural.

Con estos conceptos iniciales, el politólogo y distinguido académico universitario Carlos H. Cordero Caraffa puso a disposición de los bolivianos el libro titulado “Elecciones en Bolivia. Del sistema liberal representativo al sistema liberal comunitario”. Su edición tuvo el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer Stiftung, de Alemania.

En la reciente presentación del libro, en el hotel Europa, las palabras inaugurales las pronunció Maximilian Hedrich, Representante para Bolivia de la Fundación Adenauer. Seguidamente, el autor expuso una síntesis del contenido de su obra. Los comentarios estuvieron a cargo del profesor Diego Murillo Bernadis, Director de la Carrera de Ciencias Políticas y Gestión Pública de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y del sociólogo Ricardo Paz Ballivián, ex Diputado Nacional. Actuó de Moderador el Dr. Iván Velásquez Castellanos, Coordinador para Bolivia de la Fundación Adenauer. Una nutrida concurrencia dio realce al acto.

Velásquez expuso que el libro de Cordero se presenta como un elemento clave para desarrollar una mejor comprensión respecto a las reglas de juego, las tendencias de comportamiento electoral, los índices de participación ciudadana y la cultura política boliviana en el marco de un sistema democrático, debido a que los ciudadanos bolivianos consideran a la democracia como el mejor sistema para la toma de decisiones y la elección de sus gobernantes.

Puso también de manifiesto que Cordero, como politólogo, docente y analista político, tuvo el cuidado de que la comprensión del texto sea accesible al ciudadano de a pie. Con lo que cumplió una labor eminentemente pedagógica y política.

El autor, en el texto introductorio de la obra, dice que “luego de revisar cuidadosamente nuestra fascinante historia política, es que cada generación de bolivianos, cuando tuvo la oportunidad de enfrentarse con el reto de elegir gobierno, ensayó el mejor sistema electoral que se encontraba al alcance de sus posibilidades”.

Al referirse al sistema electoral que se utilizó el 12 de octubre, lo describió como de “rasgos complejos”, por lo que puede dar lugar a ciertos efectos que generen varios de sus componentes. Algunos de éstos fueron introducidos de manera reciente y existe la posibilidad de que produzcan resultados sorprendentes o desconcertantes para muchos ciudadanos.

Citó que algunos de tales rasgos modifican y amplían el concepto de mayoría absoluta e incorporan el procedimiento de la segunda vuelta electoral para la elección de Presidente y Vicepresidente.

Otro elemento, no menos novedoso, es la modificación del número de escaños por departamento. Como efecto del Censo 2012 y de una decisión política adoptada en la Asamblea Legislativa Plurinacional, antes de la elección de este año, se disminuyeron escaños a los departamentos de Potosí, Beni y Chuquisaca, para cederlos en su totalidad al de Santa Cruz.

El libro, con el propósito de exponer el conjunto de investigaciones sobre los sistemas electorales del pasado y del actual, los describe en nueve capítulos y un glosario.

Ellos son: Premisas teóricas sobre los sistemas electorales, enfoques teóricos para la comprensión del sistema electoral, el sistema electoral boliviano de 1952 a 2014, la democracia contemporánea 1982-2002, el problema de los escaños, el enigmático Padrón Electoral, el voto de los bolivianos en el exterior, nueva Constitución, nuevo Estado, nuevos procesos electorales, el voto cruzado y glosario de conceptos propios de los sistemas electorales.

Cordero anota que para un mayor y mejor conocimiento ciudadano sobre los rasgos y alcances del sistema electoral, la condición básica es la transparencia que debe imponerse a las consultas electorales, con lo que el sistema democrático gana en legitimidad. El desconocimiento y las lecturas sesgadas, a veces ideologizadas o politizadas sobre el sistema electoral, son propios de un sistema democrático débil, agrega.

Una aclaración muy válida que formula el libro es que el término de “elecciones generales” ha caído gradualmente en desuso, ya que la elección de las cámaras legislativas y/o del Órgano Ejecutivo no son las únicas instituciones que en la actualidad se conforman por el voto popular. Entre ellas, la decisión de elegir mediante el voto ciudadano a 9 gobernadores e igual número de asambleas legislativas territoriales, cuyo denominativo más usual es el de elección de gobiernos subnacionales.

Plantea que “el nuevo ordenamiento constitucional debería contar con dos tipos de consentimiento o legitimidad. Por una parte, el consentimiento político (gobierno y organizaciones políticas) y, por la otra, el consentimiento social (actores de la sociedad civil) para que el texto de la CPE y el proceso de recomposición estatal posean una legitimidad necesaria y vigorosa”.

Formula, asimismo, varias observaciones importantes. Algunas las expone así: se desvirtúa la igualdad de derechos, entre representaciones urbanas y rurales. Existen tantas variaciones en las inscripciones periódicas en el Padrón Electoral que se prestan a irregularidades. El promover y garantizar el voto de los bolivianos residentes en el extranjero tiene, como efecto, la desvalorización del voto emitido al interior del país.

TITULARES

 
Revistas

Usurpado el 7 de octubre de 1970, por defender
la libertad y la justicia.
Reinició sus ediciones el primero de septiembre de 1971.

EL DIARIO
Decano de la Prensa Nacional
Miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Asociación Nacional de Prensa.

Dirección:

Antonio Carrasco Guzmán
Presidente del Consejo de Administración

Jorge Carrasco Guzmán
Gerente General

Rodrigo Ticona Espinoza
Jefe de Redacción

"La prensa hace luz en las tinieblas
y todo cuanto existe de progreso en el mundo
se debe a su inagotable labor"...

JOSÉ CARRASCO


Publicidad
Portada de HOY

JPG (821 Kb)      |       PDF (475 Kb)



Caricatura


Sociales

VIGÉSIMO ANIVERSARIO DE EXPORTADORES BOLIVIANOS

Irene Mamani, Tania Arcani, Marvin Huanacu, Eduardo Bracamonte, Iván Barral, Román Quisbert, Martha Bracamonte y Cecilio Chipana, instantes en los que los empresarios joyeros recibieron plaquetas de reconocimiento