OPINIÓN AGRARIA

Alerta temprana frente a inundación para el Beni


 

Como todos los años se tiene que lamentar los efectos de los fenómenos naturales en todas las regiones de Bolivia, en medio de la orfandad de los planes de mitigación y alerta temprana frente a los desastres naturales para agricultores y ganaderos que tienen que afrontar los embates de la naturaleza como es el caso de las inundaciones en el Beni que este año han dejado con grandes pérdidas económicas al sector ganadero y a gran parte de la población ante la indiferencia de medidas como la declaratoria de desastre natural al departamento del Beni.

Entretanto los ganaderos y los habitantes que contribuyen en la producción ganadera y en la seguridad alimentaria han tenido que lamentar la destrucción de corrales, potreros, atajados, animales menores y la pérdida de más de 400 mil cabezas de ganado mayor, sin contar ganado menor de un año de 300 mil a 400 mil terneros o becerros, cultivos de yuca plátano, maíz, arroz, 18 mil viviendas destruidas, 64 mil familias afectadas, infraestructura caminera destruida, puentes, más de 120 vidas humanas , especies naturales de la flora y de la fauna entre otras.

Cabe anotar que esta inundación tuvo mayor magnitud que la del año 1948, que fue una de las inundaciones más grandes registradas y este año se superó los dos metros del nivel de las aguas con el consiguiente efecto para los pobladores del Beni.

Entretanto los pobladores tuvieron que afrontar el desastre natural con medidas paliativas de parte del gobierno central como fueron donaciones de alimentos y otros implementos requeridos, lo que hace ver que no se está viendo a futuro la magnitud de este tipo de desastres que podrían repetirse, más no estamos preparados para afrontar otro suceso similar de la misma magnitud.

Por ello como una forma de prevenir e interiorizarse sobre los posibles motivos que habrían ocasionado está inundación el gobernador del Beni, Carmelo Lenz solicitó una auditoría ambiental imparcial internacional sobre el impacto de las represas de Guirao y San Alberto en la república federativa del Brasil, pero el estado minimizó este pedido y dejo de lado la solicitud que podría afectar a esta región, aduciendo que esta situación sólo es parte de un fenómeno natural, como cualquier otro y por ello la población y la ganadería beniana tendría que estar a su suerte, luego de la inmenso daño que le fue ocasionado.

Será que el Estado tiene la capacidad económica, tecnológica de infraestructura y científica para socorrer dichos desastres y porque no permitió la declaratoria de emergencia para recibir la ayuda internacional requerida por la población o será que se está manejando dicha ayuda con fines políticos electoralistas.

 
Revistas
Publicidad
Portada de HOY

JPG (386 Kb)


Publicidad

Sociales

ALMUERZO EN LA RESIDENCIA COREANA

Mi Jeong Park agradece a las invitadas por el valioso presente.

CATA DE VINOS

El somelier Eric La Coste.


Cotizaciones
1 Dólar:6.96 Bs.
1 Euro:9.38 Bs.
1 UFV:1.94579 Bs.

Impunidad